How to Manage Pests

Pests in Gardens and Landscapes

El control de malezas en los paisajes

Publicado 3/20

En esta guia:

Quick Tip - en espanol
Pest Notes - in english

Videos sobre contenido relacionado


MMalva (quesitos) y otras malezas en una área de un paisaje sin mantillo. Los lechos con mantillo del área de atrás tiene muy poca maleza.

Malva (quesitos) y otras malezas en una área de un paisaje sin mantillo. Los lechos con mantillo del área de atrás tiene muy poca maleza.

Un borde de concreto separa la superficie con césped de los lechos de plantas ornamentales.

Un borde de concreto separa la superficie con césped de los lechos de plantas ornamentales.

YUn coquillo amarillo crece a través de una capa superficial de mantillo.

Un coquillo amarillo crece a través de una capa superficial de mantillo.

Un azadón para desyerbar que permite cortar las malezas desde la superficie del suelo.

Un azadón para desyerbar que permite cortar las malezas desde la superficie del suelo.

Los desyerbadores de antorcha pueden usarse en áreas pequeñas como a lo largo de veredas o para malezas que crecen entre los adoquines.

Los desyerbadores de antorcha pueden usarse en áreas pequeñas como a lo largo de veredas o para malezas que crecen entre los adoquines.

El vapor presurizado se usa para matar las malezas que crecen en las grietas de alguna área escolar de juegos.

El vapor presurizado se usa para matar las malezas que crecen en las grietas de alguna área escolar de juegos.

Un cilindro de plástico sirve para proteger el tronco de un árbol joven de la navaja o cinta de una recortadora de malezas.

Un cilindro de plástico sirve para proteger el tronco de un árbol joven de la navaja o cinta de una recortadora de malezas.

Mantillo orgánico hecho con corteza de árbol.

Mantillo orgánico hecho con corteza de árbol.

Tela para paisaje colocada alrededor de una planta ornamental, a la que se agregará una capa de mantillo hecho con corteza de árbol.

Tela para paisaje colocada alrededor de una planta ornamental, a la que se agregará una capa de mantillo hecho con corteza de árbol.

Rociador con protector

Rociador con protector

El control de malezas en las áreas verdes o paisajes se dificulta por la complejidad de muchas plantaciones (Ilustración 1). Las áreas verdes pueden incluir céspedes, lechos de plantas, herbáceas perennes, arbustos y árboles. Es usual plantar más de una especie de diferentes plantas en un área verde y con frecuencia existe una mezcla de plantas ornamentales perenes y anuales. La gran variedad de especies ornamentales, tipos de suelo, sistemas de riego, pendientes y el uso de mantillos crean la necesidad de contar con una variedad de opciones para el control de malezas. También hay la preocupación del público sobre el uso de químicos en el control de malezas y su efecto en la calidad del agua, salud pública y las especies a las que no van dirigidas si el herbicida se sale de su sitio debido a escurrimientos, deriva de pesticidas, u otros medios de exposición.

La elección de tácticas específicas para el control de malezas depende de las malezas presentes y los tipos de césped y plantas ornamentales que hay plantadas en el área. Debido a las muchas variables, las malezas en los plantíos paisajistas se controlan por lo general con una combinación de métodos no químicos y químicos.

Use esta publicación como una revisión y guía práctica de las opciones para el control de malezas adecuado en lechos de plantas y áreas alrededor de árboles y arbustos.

La información sobre los métodos de control de malezas que van más dirigidas a césped se puede encontrar en Notas sobre Plagas: El control de malezas en el césped.

EL CONTROL DE MALEZAS ANTES DE PLANTAR

Un enfoque integral que usa varios métodos es la opción más económica y eficaz para controlar malezas. Desarrolle un plan de manejo de malezas para paisajes o áreas verdes antes de plantar, siguiendo estos cinco pasos básicos:

  1. 1. Evaluación del sitio.
    Antes de preparar la tierra y cuando las malezas son visibles, evalúe el suelo y la inclinación del terreno, para que pueda corregir los problemas o anticipar problemas futuros antes de plantar. Entre las características del sitio que deben tomarse en cuenta se encuentran el drenado y compactación del suelo, sombra y grado de infiltración del agua.

    Identifique las especies de malezas que hay en el sitio, enfocándose en las malezas perennes  (vea REFERENCIAS). El mejor momento para identificar malezas anuales de invierno es de mediados a fines del invierno; las malezas perennes y anuales de verano son más fáciles de identificar a mediados o finales del verano.

  2. Preparación del sitio.
    El aspecto ignorado con más frecuencia, en el área de mantenimiento de un paisaje, es la preparación del sitio. Controle las malezas existentes, pero especialmente las perennes, antes de iniciar cualquier corrección y desarrollo. Los herbicidas translocados no selectivos (los que se mueven del lugar de la aplicación a otras partes de la planta) que contienen el ingrediente activo glyphosate (como el Roundup) o glufosinate (como el Leopard o Finale) pueden usarse para matar los pastos anuales existentes y muchos otros tipos de malezas perennes. Los herbicidas de contacto no selectivos, incluyendo ingredientes activos sintéticos (como el diquat-dibromide) o ingredientes orgánicos (como el acetic acid (ácido acético) y clove oil (aceite de clavo)) son efectivos para el control de plantas jóvenes anuales siempre y cuando se les cubra bien con la solución.

    La solarización del suelo puede usarse, pero el suelo debe cubrirse con un plástico transparente durante cuatro a seis semanas. La solarización es efectiva cuando se realiza durante la época de mayor radiación solar —de junio a agosto, en la mayor parte de California, aunque también más tarde en algunas partes del estado (vea REFERENCIAS).

    El número de malezas anuales puede reducirse regando el área después de la corrección final, permitiendo que las malezas broten. Mientras las malezas estén pequeñas, remuevelas mediante un rastrillo superficial (menos de una pulgada de profundidad), raspándolas de la tierra o rociándolas con un herbicida no selectivo de pos-emergencia y repita este proceso de regar, brotar y retirar dos o tres veces más. Esto reducirá bastante la competencia de las malezas anuales y sus números.

  3. Defina el tipo de plantación.
    La elección apropiada de tipos de plantas y diseño del paisaje pueden facilitar el control de malezas. Por ejemplo, instalando tiras de siega (mowing strips), jardineras y parterres para ayudar a reducir la invasión de malezas y delinear los tipos de plantación (Ilustración 2). Las plantas leñosas, especialmente aquellas ya establecidas, son más tolerantes a la mayoría de los herbicidas de preemergencia y cultivación cercana. Consecuentemente, existen más opciones de control de malezas si la plantación consiste enteramente de plantas leñosas, en comparación con plantas anuales o perennes herbáceas o una mezcla de las tres.

    La elección de riego por goteo o subterráneo o por micro aspersores en lugar de usar cabezas de aspersores de rotores o del tipo para céspedes también ayuda a reducir las malezas, pues el agua se coloca en o cerca de las plantas. Los aspersores de rotor y del tipo para céspedes están diseñados para regar grandes superficies, como céspedes y campos de juego, pero en un paisaje, hay, con frecuencia, espacios más amplios entre las plantas. Además de desperdiciar agua, este tipo de riego solo promueve el crecimiento de malezas.

  4. No traiga nuevas malezas.
    Algunas veces se inroducen malezas en el suelo del paisaje,  ya sea cuando se acondiciona la tierra o cuando se transplantan las plantas que vienen en macetas. Use las enmiendas certificadas (US Composting Council Seal of Testing Assurance Program: compostingcouncil.org/seal-of-testing-assurance/) y revise las plantas nuevas en busca de malezas, especialmente las perennes como el coquillo morado o amarillo (Ilustración 3) o la correhuela. Las malezas anuales se pueden eliminar manualmente antes de plantar, pero las de tipo perenne en una maceta o jardinera para árbol crearán un problema de control de malezas a largo plazo. Las semillas también pueden venir en el equipo de jardinería. Lavar o soplar las cortadoras de césped, podadoras o palas y azadones sucios ayuda a reducir la introducción de nuevas malezas.

  5. Promueva el pronto establecimiento de las plantas deseadas.
    Use las mejores prácticas de control para lograr que las plantas se establezcan tan pronto como sea posible para que puedan competir con las malezas y sean más tolerantes a los herbicidas que se aplican en el sitio. Desyerbar con frecuencia y evitar que las malezas produzcan semillas en el paisaje ayuda a reducir enormemente la cantidad de malezas en general. El uso de mantillos ayuda a reducir el crecimiento de malezas anuales.

  6. Use herbicidas de preemergencia solo si lo necesita.
    Se pueden aplicar herbicidas de preemergencia luego de plantar, una vez que el suelo se ha asentado y si el mantillo no ha sido usado. Estos herbicidas tienen usos específicos de acuerdo con la etiqueta, con respecto al tipo de plantas sobre las que se pueden aplicar de manera segura y las instrucciones sobre cómo deben usarse . Los sitios incluidos en la etiqueta determinan dónde se puede usar legalmente el herbicida.  Los herbicidas pueden dañar las nuevas plantaciones si no se usan correctamente. Cualquier semillero de maleza que ha brotado entre el trasplante y la aplicación del herbicida de preemergencia debe quitarse con la mano o con un azadón suavemente, ya que estas no son generalmente controladas por los herbicidas de preemergencia.

EL CONTROL DE MALEZAS EN LAS PLANTACIONES YA ESTABLECIDAS

Cuando desarrolle un plan para el control de malezas para una plantación ya existente o después de que una instalación haya tenido lugar, considere los tipos de plantas para paisajes y malezas presentes y sus ciclos de vida (anual, bienal o perenne) (Gráfica 1).

Entre las opciones para un control efectivo de malezas en el paisaje se incluyen eliminarlas manualmente y cultivar el sitio o cortar el césped, utilización de mantillos, tratamientos con vapor saturado y químicos. Todos estos métodos se pueden usar una que otra vez como parte de un programa integrado para el control de malezas dentro de las operaciones de mantenimiento de un paisaje (Gráfica 2). Por ejemplo, después de eliminar las malezas a mano, cultivar y aplicar un herbicida de postemergencia, se puede detener el crecimiento posterior de malezas anuales con mantillos o herbicidas de preemergencia o ambos.

El uso de agua caliente, vapor y antorchas es efectivo, por lo general, solo para malezas chicas y en sitios específicos como las juntas en las aceras y líneas a lo largo de las bardas y adyacentes a materiales de los bordes. En áreas pequeñas, es por lo general más eficiente usar el azadón, podar mecánicamente o eliminar las malezas con la mano.

Desyerbado a mano y con azadón

El uso del azadón (Ilustración 4) y el desyerbado a mano son útiles para retirar de manera selectiva las malezas que hay entre las plantas ornamentales. El retiro frecuente de las malezas cuando están pequeñas y no han producido semilla reduce significativamente el número de malezas anuales con el tiempo.

Si las malezas están esparcidas por todo el sitio, el método preferido de control puede ser la eliminación manual. Desyerbar a mano puede tomar tiempo, pero debe ser incluido en todos los programas para el control de malezas para evitar que produzcan semillas. El desyerbado a mano debe repetirse con frecuencia hasta que las plantas se establezcan.

El uso del azadón puede dañar a las plantas ornamentales con raíces superficiales. Cuando use el azadón evite excavar muy hondo, porque eso puede traer las semillas enterradas a la superficie de la tierra aumentando la posibilidad de  que germinen. Las malezas perennes se propagan con frecuencia mediante el rastrillo, por lo que deben ser controladas o eliminadas mediante otros métodos.

Flameado y calentamiento

Las malezas jóvenes en las áreas abiertas también pueden controlarse con un poco de flameado o unidades infrarrojas (Ilustración 5). Hay quemadores de gas propano disponibles que pueden calentar o flamear las malezas pequeñas y exterminarlas . No queme la maleza hasta el suelo, usualmente de dos a cinco segundos de exposición son suficientes para matar las células. Revise las plantas un día después del tratamiento con calor y si todavía se ven saludables, haga una nueva aplicación de calor por un tiempo un poco más largo o use otra técnica.

El flameado o calentamiento es más efectivo en malezas de hoja ancha que en pastos. Tenga cuidado de no usar flameado en la vegetación reseca, virutas de madera u otro material inflamable o de hacerlo cerca de edificios. No acerque la flama a plantas deseables.

Tratamiento con agua caliente o vapor. El agua caliente o vapor también puede utilizarse en una forma similar. La ventaja es que hay menos posibilidades de un incendio, pero estas unidades requieren de una cantidad considerable de agua y combustible. Un jardinero casero puede aplicar agua caliente (con una temperatura mayor a los 200° F) y lograr una eliminación limitada de malezas. Este método con frecuencia no es muy efectivo porque la temperatura del agua se reduce rápidamente una vez que es retirada de la fuente de calor.

En la actualidad existen máquinas disponibles que usan agua supercaliente o vapor (Ilustración 6) para eliminar las malezas. Comprar y mantener un equipo profesional es costoso, por lo que estas máquinas no son apropiadas para el usuario doméstico . Sin embargo, los jardineros comerciales, pueden encontrarlas útiles en ciertas situaciones en las que no desean usar herbicidas, como cuando se marcan  líneas en los campos deportivos, en las áreas de juegos infantiles, alrededor de plantas leñosas, en los bordes, para malezas que crecen en las grietas de los estacionamientos y a lo largo de los bordes de las bardas. Debido a que estos métodos emplean agua hirviendo o vapor, los trabajadores deben ser entrenados adecuadamente en el uso de las máquinas para prevenir quemaduras severas.

Este tipo de máquinas es más efectivo en malezas anuales muy jóvenes, especialmente las de hoja ancha o perennes que han brotado recientemente de la semilla. El efecto es similar al de un herbicida no selectivo, posemergente. El agua caliente y el vapor no son muy efectivos en las malezas perennes con órganos de almacenamiento establecidos, como los rizomas y bulbos, tampoco sirven para controlar a las plantas leñosas.

Cortar el césped y podar

El corte de césped se puede usar para prevenir la formación y dispersión de las semillas de muchas malezas de hoja ancha que crecen en el césped a las áreas del paisaje, ya que se cortan las cabezas florales. Sin embargo, las malezas que florecen más abajo de la navaja de corte (como la lechosilla o aleluya) no logran ser controladas.

El corte repetido tiende a favorecer el establecimiento de pastos y reduce el crecimiento de malezas perennes. El recorte de algunas cubiertas vegetales puede rejuvenecerlas y hacerlas más competitivas contra las malezas.

Recortadoras de cuerda o navaja. La parte superior de las malezas más viejas pueden ser controladas usando una recortadora de cuerda o navaja. A las malezas de hoja ancha se les puede controlar más efectivamente que a las malezas anuales, porque los puntos de crecimiento de los pastos se ubican usualmente por debajo del suelo. A la mayoría de las malezas perennes no se les controla usando recortadoras, pero podarlas las hace menos notables en el área si usted está limitado con respecto a otros métodos de control.

Prevenga el daño repetitivo a los troncos (Ilustración 7) de plantas leñosas perennes con la cuerda de la recortadora, colocando un protector temporal alrededor del tronco. Una forma de crear un protector es cortando a lo largo un segmento de un tubo para riego o drenaje que tenga varias pulgadas de diámetro y colocarlo en la base del tronco.

GRAFICA 1. Malezas más comunes en las plantaciones de los paisajes.
Anuales Bienales Perennes
pasto bluegrass
mielga (mielga negra y carretón)
senecio común*laurel
digitaria (grande y suave)
maleza de los fuegos o laurel de San Antonio
malva (quesitos)
ortiga mayor
amaranto (abrebujo y bledo)
lechuga espinosa
verdolaga
cerraja+
euforbia (abrebujo , rastrera y pequeña)*
cebada silvestre
avena silvestre
cardo perruno esparraguera
Agrillo+
grama común*
vinagrillo*
diente de león
correhuela silvestre*
pasto kikuyo
coquillo (amarillo y morado)*

+ Especialmente problemáticas

 

GRÁFICA 2. Como manejar malezas en cinco tipos de plantaciones en paisajes.
Tipo de plantación y comentarios Recomendaciones

Árboles leñosos y lechos de arbustos.
Las plantaciones densas reducen las malezas. El control de malezas antes de plantar no es tan crítico como en otro tipo de plantaciones. Con frecuencia es necesario combinar tratamientos para un control completo de malezas.

  • Controle las malezas perennes antes de plantar (aunque es posible un control después de plantar).
  • Use telas geotextiles junto con una capa superficial de mantillo o una capa gruesa de mantillo sin la base de geotextil.
  • Si es necesario, use un herbicida de preemergencia y suppleméntelo con aplicaciones localizadas de herbicida de postemergencia  y/o desyerbado a mano.
  • Elimine las malezas perennes a mano, y haga aplicaciones localizadas de glyphosate o glufosinate o un herbicida selectivo para pasto como el fluazifop. 

Cubiertas vegetales leñosas para suelo.
Las cubiertas leñosas maduras deben eliminar a la mayoría de las malezas; sin embargo, es muy posible que las malezas invadan el terreno mientras las cubiertas se establecen. 

  • Controle las malezas perennes antes de plantar, aunque los pastos perennes pueden controlarse selectivamente después de plantarlos con fluazifop (Fusilade1, Ornamec1), clethodim (Envoy1), sethoxydim (Grass-Getter) u otros herbicidas selectivos para pastos.
  • Controle las malezas anuales con mantillos. Se puede agregar un herbicida de preemergencia pero podría verse afectado el enraizamiento de los estolones en las nuevas plantaciones; suplemente con un poco de desyerbado a mano.
  • Use geotextiles donde sea possible pero no en las áreas donde se espera que las cubiertas vegetales echen raíces y se extiendan.

Lechos de flores anuales.
Una plantación densa ayuda a hacerle sombra a muchas malezas. El cultivo periódico (en intervalos de 3 a 4 semanas y entre rotaciones) ayuda a eliminar muchas malezas.

  • Controle las malezas perennes antes de plantar y seleccione cuidadosamente las especies de flores que son compatibles con el control de malezas. 
  • Controle las malezas con el uso de mantillos, herbicidas de preemergencia, cultivos frecuentes y/o desyerbado a mano. 
  • Controle los pastos perennes selectivamente con clethodim o fluazifop u otros herbicidas selectivos para pastos. 
  • Evite los herbicidas que no son selectivos después de plantar.

Lechos perennes  herbáceos.
Las opciones para el control de malezas en los lechos perennes herbáceos son similares a las de las flores anuales, excepto (1) que es más importante erradicar las  malezas perennes pues no habrá oportunidad de cultivar o renovar los lechos durante varios años y; (2) una cantidad menor de especies están incluidas en las etiquetas de herbicidas.

  • Controle las malezas perennes antes de plantar.
  • Use geotextiles donde sea posible.
  • Use mantillos, suplemente con desyerbado a mano y herbicidas de preemergencia después de retirar las malezas, si lo necesita.

Plantación mixta de plantas herbáceas y leñosas.
El control de malezas es complejo debido a su diversidad de especies. Diferentes áreas de un lecho podrían recibir diferentes tratamientos. La preparación del sitio es algo crítica porque las opciones de herbicidas para después de plantar son pocas.

  • Plante las especies leñosas primero.
  • Controle las malezas perennes en las primeras dos temporadas de crecimiento, luego introduzca las especies herbáceas.
  • Plante las plantas muy pegadas una a la otra para darle sombra al suelo.
  • Agrupe las plantas dentro del lecho que recibirán  programas similares para el control de malezas.
Generalmente, los jardineros domésticos no deberían necesitar herbicidas. El uso de mantillos, el desyerbado a mano y un riego apropiado (patrón y cantidad de agua) son suficientes en la mayoría de los casos.
1 Solo para uso de aplicadores profesionales.
Mantillos

Un mantillo es cualquier material colocado sobre el suelo para cubrirlo y protegerlo. Los mantillos detienen el crecimiento de malezas limitando el paso de luz requerida para su crecimiento. Hay muchos tipos de mantillos disponibles para paisajes. El más común es el de corteza de árboles y otros materiales de madera y de plástico negro o tela para jardines. Entre otros productos usados se incluyen el papel, composta para jardines, cáscaras de nueces (como almendras) o cereales (arroz), composta municipal o piedras.

Mantillos orgánicos. Entre los mantillos orgánicos (Ilustración 8) se incluyen las virutas de madera, aserrín, hojas y desechos de jardín y virutas o pepitas de corteza de madera dura o blanda. Las virutas de corteza de árbol son de tamaño moderado (1/4 a 1/2 pulgada) y cuentan con una habilidad de moderada a buena de sustentar la acción de descomposición, mientras que las pepitas de corteza de árbol son más grandes (1/2 a 1 1/2 pulgadas) y tienen una excelente estabilidad con el paso del tiempo. Todas ellas pueden ser usadas en los lechos de un paisaje plantado con plantas herbáceas u ornamentales. Los pedazos de mantillo más grandes (mayores a las 1 1/2 pulgadas) no proveen un buen control de malezas a menos que se les aplique de un grosor ancho (de seis pulgadas de profundidad) porque el espacio entre los pedazos permite que penetre la luz y las malezas crecen en medio de ellos.

El grosor o profundidad del mantillo que se requiere para evitar el crecimiento de las malezas depende del tipo de mantillo, la presión de las malezas y si se va a usar junto con un herbicida o recubrimiento (como tela o plástico). Entre más grande es el tamaño de la partícula del mantillo orgánico, mayor la profundidad requerida para excluir la luz de la superficie del suelo. Los mantillos de textura áspera se pueden aplicar hasta 4 pulgadas de profundidad y brindan un control de malezas a largo plazo. Los mantillos de textura fina se compactan de manera más sólida y deben aplicarse a una profundidad de aproximadamente de 2 pulgadas.

Si el mantillo se encuentra muy degradado, se convierte en un medio de propagación de malezas y no de prevención. Planeé reponer los mantillos orgánicos periódicamente, independientemente del tamaño de la partícula, debido a su descomposición, movimiento o asentamiento. Si las semillas germinan en los mantillos, las malezas jóvenes pueden eliminarse con un rastrillaje ligero, azadón o manualmente.

Hay mantillos a base de corteza de árbol, a los que se aplican herbicidas previamente, que están disponibles para uso residencial para plantas ornamentales. Pero no deben usarse en jardines donde hay plantas que producen alimentos. Como con cualquier pesticida, estos productos deben usarse con cuidado para asegurarse de no dañar plantas deseables. Además, se deben usar guantes protectores durante su aplicación.

Mantillos inorgánicos. Incluyendo los productos naturales y sintéticos, estos mantillos son generalmente más costosos y menos usados en los paisajes. Los mantillos inorgánicos son estables con el tiempo e incluyen materiales como la arena, grava y guijarro.

Si usa rocas como mantillos, considere poner una tela de jardín por debajo de las rocas. La tela crea una capa entre el mantillo y el suelo, previniendo que las rocas se hundan en la tierra. También previene que la tierra se mueva sobre la capa de rocas, lo que haría que las malezas salgan a la superficie creando un sitio apropiado para que las semillas dispersadas por el viento germinen.

El plástico negro (polietileno sólido) puede usarse debajo de los mantillos para mejorar el control de malezas. Proporciona un excelente control de las malezas anuales y suprime a las perennes, pero carece de porosidad y restringe el movimiento de aire y agua. También tiende a desgarrarse y romperse muy rápidamente. Por esta razón, el plástico negro no es el método preferido para el control de malezas a largo plazo en los lechos de plantas de un paisaje.

Mantillos sintéticos. Los materiales fabricados, llamados geotextiles o telas para paisajes, fueron creados para reemplazar el plástico negro en los paisajes (Ilustración 9). Los geotextiles son porosos y permiten que el agua y aire pasen a través de ellos, superando la mayor desventaja del plástico negro.

A pesar de que estos materiales son relativamente costosos y su instalación consume mucho tiempo, se vuelven rentables si la plantación dura entre cuatro o más años. Los geotextiles se usan principalmente para un control de malezas a largo plazo alrededor de árboles leñosos ornamentales y arbustos. Los geotextiles no deben usarse en áreas que van a ser replantadas periódicamente, tales como los lechos de flores anuales o en áreas donde la tela podría inhibir el crecimiento de raíces y la extensión de cubiertas vegetales para suelos.

Las raíces de los árboles y arbustos pueden penetrar el material y si este es retirado, esto puede dañar el sistema de raíces de las plantas. Esto puede convertirse en un problema si la tela lleva instalada más de 5 años. Una de las telas geotextiles (BioBarrier) cuenta con un herbicida encapsulado en los nódulos de la tela que reduce el problema de penetración de raíces.

Cuando se coloca tela para paisajes debajo de un mantillo resulta en un mejor control de malezas que si se usa el mantillo solo. Hay diferencias en la capacidad de control de malezas entre los geotextiles: las telas que son muy delgadas, ligeras o cuentan con una malla abierta permiten una mayor penetración de malezas que las telas de un tejido más cerrado o sin tejido (hiladas).

Para instalar una tela para jardín, plante primero y luego instale la tela usando grapas en forma de U para fijarla. Después de colocar la tela cerca del suelo, corte una “X” sobre las plantas e introduzca la planta por el orificio). Si coloca una tela antes de plantar, corte una “X” a través de la tela y haga un hoyo para la planta.

Evite dejar tierra de la que sacó para hacer el hoyo sobre la tela porque esto puede dejar semillas de malezas sobre el material. Doble la “X” hacia abajo para mantener la tela geotextil tan continua como sea posible. Las malezas crecen por cualquier brecha que deje en la tela, por lo que es importante que encime los pedazos de tela y las fije muy bien.

Aplique una capa superficial de mantillo (aproximadamente de una pulgada de profundidad) para cubrir completamente la tela y prevenir que los rayos ultravioletas la desgasten (fotodegradación). Si las malezas crecen en o a través del geotextil, retírelas cuando están pequeñas para prevenir que hagan hoyos en la tela. Mantenga una capa de mantillo libre de malezas en la parte superior de la tela retirando las malezas a mano o aplicando herbicidas.

Preste más atención al hecho de que el coquillo amarillo puede crecer a través de la mayoría de los geotextiles. Las telas más gruesas son mejores para detener el crecimiento del coquillo que las delgadas. Para más información, vea Pest Notes: Nutsedge en las REFERENCIAS.

Problemas con los mantillos. Hay varios problemas asociados con el uso de mantillos orgánicos e inorgánicos. Las malezas perennes como la correhuela de campo y el coquillo con frecuencia tienen raíces fuertes que les permiten penetrar hasta en las capas más gruesas de mantillos. Cuando los mantillos tienen una textura demasiado fina, se les aplica de gran grosor o empiezan a descomponerse, se mantienen húmedos entre riegos o lluvias y permiten que las malezas anuales germinen y crezcan directamente dentro del mantillo. Para un mejor control de malezas, use un mantillo con textura áspera, con piezas de aproximadamente de 1/4 a ¾ pulgadas de tamaño, con una baja capacidad de retención de agua. Las malezas que son particularmente problemáticas son las que contienen semillas transportadas por el viento, como el senecio común, lechuga espinosa y cerraja común o aquellas con raíces primarias como la lechosilla.

Aplicar mantillos con una profundidad mayor a las cuatro pulgadas puede dañar las plantas al mantener el suelo muy húmedo y limitar el oxígeno que llega a las raíces de las plantas. La incidencia de enfermedades, como la pudrición de las raíces o tallo, puede incrementarse con los mantillos gruesos.

Mientras que el uso de mantillos orgánicos puede proveer un control muy eficiente de las malezas, puede mejorarse aplicando un herbicida de preemergencia al mismo tiempo que se coloca el mantillo (ver la gráfica 3). También podría necesitarse desyerbar a mano de las malezas o rociar herbicida de manera localizada.

Evite mantillos con un pH de menos de 4 o que tengan un “olor raro” como amoníaco, vinagre o huevo podrido. Estos mantillos se almacenaron incorrectamente y contienen compuestos químicos que podrían dañar las plantas, especialmente las herbáceas.

Si utiliza un mantillo de composta, las temperaturas alcanzadas durante el proceso de compostaje deberían haber matado a la mayoría de las semillas de malezas. Sin embargo, si la composta se almacenó sin cubrir, las semillas de las malezas pueden haber sido dispersadas por el viento hasta el mantillo. Asegúrese que el mantillo no está contaminado con semillas de malezas u otros propágulos como los tubérculos de coquillos.

Además de las precauciones anotadas arriba sobre los mantillos de rocas, la eliminación de las malezas a mano o con azadón en este tipo de mantillos es muy difícil. Las piedras blancas son reflectivas y este incremento de luminosidad puede dañar a las plantas sensibles. Las piedras de color oscuro retienen el calor y podrían también causar estrés en las plantas.

GRÁFICA 3. Sugerencias para el uso de herbicidas junto con un mantillo orgánico.
Herbicida Aplicación
Devrinol (napropamide) Debajo del mantillo
Dimension (dithiopyr) Es mejor debajo del mantillo, pero ofrece algo de control cuando se aplica por encima del mantillo
Gallery (isoxaben) Es mejor debajo del mantillo, ofrece un control moderado cuando se aplica por encima del mantillo
OH2 (pendimethalin + oxyfluorfen) Trabaja bien tanto debajo o sobre el mantillo
Pennant Magnum
(s-metolachlor)
Debajo del mantillo
Ronstar (oxadiazon) Sobre el mantillo
Rout (oryzalin + oxyfluorfen) Trabaja bien debajo o sobre el mantillo
Surflan (oryzalin) Es mejor debajo del mantillo pero provee cierto control cuando se aplica por encima del mantillo
Surflan + Gallery Debajo del mantillo pero ofrece un buen control aún cuando se aplica por encima del mantillo
Treflan (trifluralin) Debajo del mantillo
XL2G (oryzalin + benefin) Debajo del mantillo
Herbicidas para las plantaciones en paisajes

Los herbicidas han sido usados efectivamente en muchos tipos de paisajes y están más frecuentemente integrados con las prácticas culturales mencionadas arriba. Por lo general, los jardineros domésticos no necesitan aplicar herbicidas a los paisajes existente. La eliminación manual de hierbas y el uso de mantillos deberían proporcionar un control suficiente y evitar los peligros que representan los herbicidas para las plantas deseables.

Muchos de los ingredientes activos en los herbicidas y nombres comerciales mencionados aquí son para el uso de jardineros profesionales con licencia para combatir las plagas en los paisajes y no están disponibles para los jardines domésticos. Hay algunos productos para uso casero que contienen los mismos ingredientes activos, pero el nombre comercial es diferente. Para determinar cuál ingrediente(s) activo(s) de un herbicida contiene un determinado producto, lea la información en la etiqueta.

Herbicidas de preemergencia. Después de que las malezas anuales se han eliminado de un área o antes de que broten, se pueden aplicar herbicidas de preemergencia para prevenir la germinación o sobrevivencia de los semilleros de malezas. Los herbicidas de preemergencia deben aplicarse antes de que broten las plántulas de maleza. Utilice herbicidas especificos para las Combine los herbicidas con las especies de malezas presentes y considere el uso de combinaciones de herbicidas. La actividad de herbicidas específicos sobre especies específicas de malezas, varía. También la duración del control varía entre los ingredientes activos de los herbicidas, así como las tasas de aplicación y otros factores.

Entre los ejemplos de ingredientes activos en los herbicidas de preemergencia y nombres comerciales se incluyen: DCPA (Dacthal), dithiopyr (Dimension), isoxaben (Gallery), napropamide (Devrinol), oryzalin (Surflan, Weed Impede), oxadiazon (Ronstar), pendimethalin (Pendulum, Pre-M), prodiamine (Barricade), trifluralin (Preen), flumioxazin (Broadstar) y indaziflam (Marengo). La mayoría de estos controlan los pastos anuales y muchas malezas anuales de hoja ancha y pueden usarse de manera segura entre ornamentales leñosas y herbáceas. El isoxaben se usa solamente para el control de malezas anuales de hoja ancha.

Momento para la aplicación. El momento adecuado para la aplicación de un herbicida de preemergencia se determina por la fecha en la que se espera que germine la maleza o cuando cuando la maleza se encuentra más sensible al herbicida. En general, las aplicaciones de herbicidas de preemergenia de finales del verano y principios de otoño se usan para controlar las malezas anuales de invierno, mientras que las aplicaciones de finales de invierno a principios de primavera, se usan para controlar las anuales de verano y los semilleros de malezas perennes. Si el herbicida no se distribuyó en la tierra por falta de riego o lluvia insuficiente o si se aplicó un producto de residuos de corto plazo (acción corta), podría necesitarse más de una aplicación del herbicida. Generalmente, los herbicidas se degradan más rápido bajo condiciones húmedas y cálidas que bajo condiciones secas y frías. Algunos herbicidas pierden su potencia con la luz solar, así que podría ser necesario incorporarlos mediante el riego, lluvia o rastrillo. Además, algunos herbicidas de preemergencia, como el Surflan, necesitan ser aplicados con una mayor frecuencia si el suelo tiene un alto contenido de materia orgánica debido a su vinculación con la materia orgánica. Lea en la etiqueta del herbicida las recomendaciones sobre la frecuencia que debe usar dependiendo de su tipo de suelo.

Los herbicidas y el uso de mantillos. El uso de un herbicida de preemergencia en relación a un mantillo orgánico puede afectar el desempeño del herbicida. Adicionalmente, las características de los mantillos orgánicos pueden afectar la forma en la que funcionan los herbicidas.

Los mantillos que están hechos de partículas gruesas tienen poco efecto en la acción del herbicida. Un mantillo que consiste principalmente de partículas finas puede reducir la disponibilidad de algunos herbicidas. Entre más fino sea el material orgánico (composta o estiércol, comparado con la corteza de árbol), mayor será  la fijación del herbicida. Muchos herbicidas de preemergencia están estrechamente unidos por materia orgánica y si bien este vínculo minimiza la lixiviación, también puede minimizar la actividad de un herbicida.

Otro factor importante es la profundidad del mantillo. Un herbicida que se aplica en un mantillo delgado podría lixiviar hasta donde las semillas de las malezas están germinando, pero cuando se aplica en una capa gruesa de mantillo podría no llegar hasta la zona de germinación de semillas de las malezas. Las sugerencias para el uso del mantillo con herbicidas se dan en la Gráfica 3.

Los herbicidas de postemergencia. Cuando las malezas no son controladas con herbicidas de preemergencia, mantillos o telas de geotextiles y son difíciles de controlar con métodos mecánicos o físicos, podría requerirse del uso de herbicidas de postemergencia. La mayoría de los herbicidas de postemergencia controlan las plantas existentes y no ofrecen un control residual de malezas. Su función primaria es controlar las especies anuales jóvenes, pero algunas también se usan para controlar las especies perennes.

Algunos herbicidas son “sistémicos” o “translocados”, lo que significa que se mueven a través de plantas de rápido crecimiento. Los herbicidas sistémicos comunes incluyen los ingredientes activos clethodim o fluazifop, los cuales controlan selectivamente a la mayoría de los pastos anuales y perennes; el 2,4-D, que controla selectivamente a muchas plantas anuales y perennes de hoja ancha y el glyphosate (Roundup y otros), que no es selectivo y efectivo en la mayoría de las malezas anuales y perennes.

El glufosinate (Finale o Leopard), diquat (Reward), pelargonic acid (ácido pelargonio) (Scythe) y herbicidas que contienen aceites vegetales como el de clavo y canela (Bonide Burnout) o d-limonene (limoneno) (Avenger), o los que utilizan fatty acids (ácidos grasos) (FinalSan) o acetic acid (ácido acético) (Weed Pharm), son herbicidas no selectivos, o sea,  de contacto que matan o dañan cualquier vegetación con la que entran en contacto. Matan pequeñas malezas anuales, pero solo queman las partes expuestas de las malezas perennes. Son más efectivos en malezas de hoja ancha. Cuando use herbicidas de contacto, especialmente en plantas más grandes, es importante que las recubra muy bien con el rocío. El control de malezas se puede mejorar frecuentemente  si se agrega un compuesto surfactante a la mezcla para rociar. La etiqueta del herbicida usualmente provee una guía sobre qué tipo de surfactante utilizar.

Evite daños por herbicidas. Debido a la gran proximidad de muchas especies diferentes de plantas en el paisaje, podría ocurrir que se causará daño a las plantas deseables, lo que resulta en algún daño visual a las plantas. Los síntomas de lesiones por herbicida varían de acuerdo con la especie de la planta y el herbicida y puede incluir los siguientes:

  • amarilleamiento (clorosis)
  • blanqueamiento o decoloración
  • atrofiamiento de las raíces
  • crecimiento distorsionado
  • defoliación
  • Hay muchas otras causas de lesiones o daños a plantas similares; incluyendo deficiencias nutritivas, quemaduras por fertilizantes o sales, enfermedades, insectos plaga y condiciones climáticas severas.

El daño por herbicida ocurre cuando se aplica un herbicida a un sitio o planta al que no va dirigido de acuerdo con la etiqueta o se aplica con mayor frecuencia de lo que indica la etiqueta. Entonces, puede suceder que el herbicida se mueva de un sitio adyacente a través de viento o agua, así que quienes lo aplican deben evitar hacer daño a las plantas cercanas usando algunas de las técnicas mencionadas más abajo.

Las fórmulas granuladas de herbicidas de preemergencia tienen menores posibilidades de causar daño que las fórmulas para rociar. El uso de fórmulas granuladas reduce el potencial de causar daño por absorción foliar, pero los gránulos de algunos herbicidas aún pueden causar daño a las plantas si se acumulan en la base de las hojas o se adhieren a hojas húmedas.

Aplique herbicidas líquidos no selectivos usando aspersora de baja presión y gotas grandes en un día sin viento. Use rociadores con protección (Ilustración 10) cuando lleve a cabo las aplicaciones alrededor de plantas ornamentales para evitar el contacto con plantas a las que no va dirigido.

El daño por herbicida a plantas ya establecidas debido a químicos aplicados a la tierra puede ser temporal, pero puede causar una inhibición seria en el crecimiento de las plantas ornamentales recién plantadas. El daño puede resultar tras aplicar herbicidas persistentes a las áreas adyacentes para el control de malezas en el césped o un control vegetativo total debajo del pavimento. El carbón activo incorporado al suelo puede absorber el herbicida y minimizar el daño.

Generalmente toma tiempo que los residuos de herbicidas se degraden completamente. Para acelerar su degradación, suplemente el contenido orgánico de la tierra y manténgalo húmedo, pero no empapado, durante los periodos de clima cálido.

Uso y desecho seguro de pesticidas


REFERENCIAS

Derr JF, et al. 1997. Weed Management in Landscape and Nursery Plantings, from Weed Management and Horticultural Crops. WSSA/ASHS Symposium.

DiTomaso JM, Healy EA. 2007. Weeds of California and Other Western States. UC ANR Publication 3488. Oakland, CA.

Dreistadt SH. 2016. Pests of Landscape Trees and Shrubs: An Integrated Pest Management Guide. UC ANR Publication 3359. Oakland, CA.

UC IPM website. Weed Photo Gallery, an online photographic reference to many weeds commonly found in California. (Accessed September 11, 2018.)

UC IPM website. The Pest Notes series has many relevant titles: Annual Bluegrass, Bermudagrass, Common Knotweed, Common Purslane, Crabgrass, Creeping Woodsorrel/Bermuda Buttercup, Dandelion, Dodder, Field Bindweed, Green Kyllinga, Kikuyugrass, Mistletoe, Nutsedge, Poison Oak, Plantains, Russian Thistle, Spotted Spurge, Weed Management in Lawns, Wild Blackberries. UC ANR Publications. Oakland, CA. (Accessed September 11, 2018.)

Stapleton JJ, Wilen CA, Molinar RH. 2008. Pest Notes: Soil Solarization for Gardens and Landscapes. UC ANR Publication 74145. Oakland, CA.

Whitson TD (ed.). 2004. Weeds of the West. Western Society of Weed Science. Newark, CA.

INFORMACIÓN SOBRE LA PUBLICACIÓN

[UC Peer Reviewed]

Notas sobre las plagas: El control de malezas en los paisajes

UC ANR Publication 7501        

AUTOR: Cheryl A. Wilen, Programa Estatal Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de California (UC IPM), condado de San Diego.

EDITORES TÉCNICOS: K Windbiel-Rojas y Petr Kosina, Programa Estatal Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de California (UC IPM)

TRADUCTOR: Ricardo Vela, UC ANR News and Information Outreach in Spanish (NOS)

Producido por el Programa Estatal de Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de California

PDF: To display a PDF document, you may need to use a PDF reader.

Top of page


Statewide IPM Program, Agriculture and Natural Resources, University of California
All contents copyright © 2020 The Regents of the University of California. All rights reserved.

For noncommercial purposes only, any Web site may link directly to this page. FOR ALL OTHER USES or more information, read Legal Notices. Unfortunately, we cannot provide individual solutions to specific pest problems. See our Home page, or in the U.S., contact your local Cooperative Extension office for assistance.

Agriculture and Natural Resources, University of California

Accessibility   /PMG/PESTNOTES/pn7501.html revised: May 11, 2020. Contact webmaster.